CONSEJOS PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Consejos para contestar a las preguntas más comunes en un proceso de selección.

La entrevista de trabajo es el momento clave del proceso de selección en el que debes venderte con los mejores argumentos, demostrar tus puntos fuertes y tu adecuación al puesto ofertado. Recuerda que además es fundamental informarte sobre la empresa y el sector, lo que te aportará seguridad y te posicionará en un lugar privilegiado frente al entrevistador.

Te damos unos consejos para saber contestar correctamente a las cuatro preguntas más comunes en una entrevista de trabajo:

Háblame de ti

Esta petición tan abierta y que te puede llegar a generar dudas, no es más que tu oportunidad de contarle al entrevistador los puntos más interesantes de tu carrera profesional y las fortalezas de tu personalidad.

Selecciona bien qué puntos de tu faceta personal y laboral son vitales destacar para ganar puntos en la selección. Recuerda que jamás debes exagerar o incluso faltar a la verdad ya que a la larga te generará desconfianza o incluso la pérdida del puesto de trabajo.

A la hora de mencionar los puntos fuertes de tu experiencia laboral, selecciona casos de éxito en tu carrera así como tus habilidades a la hora de gestionar tu trabajo. En el terreno personal, destaca tus hobbies, tus rasgos más positivos de la personalidad y tu forma de relacionarte con tu entorno más cercano.

Recuerda hablar únicamente de una información muy genérica sin entrar en detalles que te puedan comprometer en un futuro y jamás te sientas obligado a mencionar aquello que no deseas que se sepa de ti.

¿Por qué te interesa este trabajo y esta empresa?

Para dar respuesta a esta pregunta de manera óptima, es fundamental tener un conocimiento previo de la empresa y de las características concretas del puesto ofertado. Así, debemos demostrar que nos hemos interesado por informarnos, dejando ver que conoces la historia, principios e incluso resultados de la compañía. Aprovecha la oportunidad para demostrar tu interés en ser un valor añadido para la compañía, un valor diferencial que hará mejorar sus resultados.

¿Cuál es tu mayor fortaleza? ¿Tu mayor debilidad?

La clave para dar respuesta a estas dos preguntas es la sinceridad. No escatimes a la hora de hablar de tus fortalezas pero recuerda no caer en la prepotencia. Para dar veracidad a tus fortalezas, es fundamental ser honesto a la hora de hablar de tus debilidades. Habla sin pudor sobre ellas pero siempre dando una solución para cada una. Es decir, platea el “problema” pero acompáñalo de una solución, demuestra que trabajas en convertir tus debilidades en fortalezas.


¿Por qué eres la persona adecuada para este puesto?

Esta es la gran oportunidad para mostrar que la empresa “te necesita”, que serás un valor añadido y que sumarás al proyecto que te plantean. Para ello, recalca tus casos de éxito profesionales (por ejemplo, cómo supiste resolver un problema de forma eficaz y eficiente)

Muestra tu interés por aportar a la compañía, por seguir ampliando tus conocimientos en ella y por formar parte de su equipo.



Si necesitas encontrar un empleo o quieres mejorar tu experiencia laboral, apúntate aquí y estaremos encantados de ayudarte.

Consejos entrevista de trabajo

Autor/a: Oscar Fernandez Baena Etiquetas: empleo, Lecturas: 517

Comparte este Artículo


Información sobre Cookies

  • Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar su navegación web.
  • No se utilizan cookies para recoger información de carácter personal.
  • Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.